Aplican tecnología de GSD en el proyecto injerto de pino piñonero

GSD datalogger pinos entrevista

Contar con la información adecuada en tiempo real y accesible en cualquier momento y lugar para tomar las decisiones al instante es una de las ventajas que la tecnología aporta a la agricultura. Esa tecnología se ha sumado al proyecto de producción de piñón a partir de pino piñonero injertado (Pinus pinea) que realiza el Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA) en su finca experimental de Torre Marimon (Barcelona).

“El piñón que compramos (en los mercados) se saca del bosque con cierta dificultad porque estos árboles están fructificando a más de 15 o 20 metros de altura. Lo que podemos hacer es centralizar esta producción en espacios agrícolas obtener el mismo piñón centralizándolo de una manera más operativa y accesible, con árboles más pequeños y tratamientos de riego que pueden hacer que las cosechas sean más tempranas, estables y productivas”, explica Antoni Vilanova Subirats, investigador del proyecto.

Recordó que si bien este proyecto “se inició hace unos 7 u 8 años (…) cada año obtenemos fruto. Pero el objetivo es aumentar el rendimiento de estas plantaciones”.

La tecnología de Green Smart Data (GSD) aporta a este proyecto a través de la generación de informes y tratamiento de datos sobre las condiciones ambientales y riego del cultivo mencionado.

“GSD lo que nos va a facilitar es un estudio del flujo de humedad en el suelo, de contenido de agua, teniendo en cuenta que conocemos muy poco de cómo funciona el sistema radicular en estas plantas y cómo funcionan sus necesidades hídricas. A nivel de humedad en hoja también nos indica los momentos más críticos para estar atentos”, detalló el experto al tiempo de agregar que “es esta rapidez de respuesta lo que nos da GSD y no nos dan otros planteamientos que ya habíamos utilizados”.